R08 - Peñíscola
# # # # # # # # # # # #

R08 - Peñíscola


  • Distancia (Km): 13.90
  • Desnivel (m): 141
  • Tipo: Iniciación


Vídeos


Población

Peñíscola es uno de los municipios con más atractivo de nuestra provincia: tanto por sus playas como por su patrimonio histórico, liderado por el Castell de Peñíscola, que albergó al Papa Luna en el Siglo XV hasta que allí cayó en desgracia Benedicto XIII durante las disputas dentro de la Iglesia, un castillo que fue levantado en el Siglo XIII tras la Reconquista y que ha sido territorio en guerra en innumerables ocasiones a lo largo de la historia, recientemente en las Guerras Carlistas y en la de Secesión: uno de los monumentos más visitados de España, con más de 300.000 visitas al año. El Papa Luna hizo del Castillo y de Peñíscola uno de los enclaves fundamentales para la Europa del Siglo XV que viviría en los conflictos religiosos el comienzo de su salida del Antiguo Régimen. Antes del Siglo XV, Peñíscola ya había sido fundamental por su enclave portuario en las épocas griegas, romanas y árabes: antes de ser rebautizada como Peñíscola, el municipio fue conocido como “Tyriche” en tiempo de los fenicios y como Tarik en tiempo de territorio árabe. De hecho, el mar es otro de los atractivos de Peñíscola, conocida en algunas referencias turísticas como “La Ciudad en el Mar”, y cuenta con un Museo del Mar que te permitirá conocer más sobre su valor.

Además de la silueta de ciudad medieval: con una muralla rodeándola y un castillo en lo alto que preside la composición urbanística, su arquitectura típica del Mediterráneo en el casco histórico (casas bajas, de tonos blancos) le otorgan un aroma que ha seducido tanto a turistas como a equipos de rodaje de superproducciones, la última, Juego de Tronos, en 2016.

Además de su patrimonio monumental, sus playas, su proximidad con la Serra d’Irta y su oferta gastronómica multiplican su población de 7000 habitantes por 10 durantes los meses de temporada alta. Si prefieres evitar aglomeraciones, visita Peníscola fuera de temporada. En cambio, en verano podrás aprovechar algunas de las calas, como la Cala del Moro o la Cala Argilaga. Y si tienes ganas de alejarte un poco más del municipio, en el Paraje Natural de la Serra d’Irta encontrarás playas y zonas boscosas donde perderte y descansar una vez hayas completado tu ruta.

La oferta gastronómica de Peñíscola es enorme dado su potencial turístico. Sus precios, especialmente en temporada alta, también son un poco caros, pero es posible encontrar ofertas para todos los públicos. Si queréis probar un arroz económico, la Arrocería Polo Sur (Avda. Papa Luna 115) es una buena opción, si apostáis por una carta más amplia podéis encontrar el Restaurante Tío Pepe (Avda. España, 32), uno de los más conocidos de Peñíscola; si preferís comer unas tapas rápidas, podéis probar la Tapería la Cocina de Ana (C/Mayor, 44).

Si deseas pasar el fin de semana fuera Peñíscola es un destino turístico de lujo. Si buscas un alojamiento con todo los extras encontrarás ofertas como el Hotel RH Portocristo o el Peñíscola Plaza Suites que te ofrecen un servicio de máxima calidad. Si buscas algo más económico, en Casa Juanita o el Hotel Mare Nostrum encontrarás habitaciones desde donde conocer uno de los municipios más seductores de nuestra provincia en formato low cost.

Puntos de interes de la población

- Castillo de Peñíscola: uno de los enclaves fundamentales para la Europa del Siglo XV que viviría en los conflictos religiosos el comienzo de su salida del Antiguo Régimen.
- El Portal de San Pedro o del Papa Luna: muestra en su parte central el blasón en piedra de Pedro de Luna. Era el acceso a la fortaleza desde el mar.
- El Parque natural de la Sierra de Irta: reserva de fauna y flora. En él se encuentra la Ermita de San Antonio, la Torre Badum o el Mas del Senyor.

Ruta

La ruta es cómoda, un kilometraje breve sin ninguna pendiente destacable, accesible para cualquier cicloturista. El trazado que te proponemos te permitirá conocer las playas de Peñíscola, tanto la zona más turística próxima a la localidad como, bajando hacia el sur por el Camino de Pobre, una zona de calas vírgenes donde relajarnos. De salida recorremos la Avenida del Papa Luna, un paseo marítimo donde recorreremos la zona más urbanizada de Peñíscola: zona de apartamentos, de bares y chiringuitos. Después de tres kilómetros volveremos a dirigirnos hacia el castillo del Papa Luna, bordeando la Marjal de Peñíscola, una zona húmeda (reducida por la urbanización), pero que todavía ofrece una buena imagen de natura mediterrànea. Después de regresar en el centro de la localidad (con mucho tráfico en verano), cogemos el Camino del Pebret para continuar conociendo la costa peñiscolana, como la Cala del Volante o la Cala del Moro. Después de unas pedaladas más, daremos la vuelta y volveremos a los antiguos dominios de Benedicto XIII.

Gastronomía

Arrocería Polo Sur (Avda. Papa Luna, 115): para probar todas sus especialidades en arroces con vistas al mar.
Restaurante Tío Pepe (Avda. España, 32): una carta muy variada donde destacan los arroces y el pulpo.
Tapería la Cocina de Ana (C/Mayor, 44): tapas y platos riquísimos a muy buen precio.

Alojamiento

Hotel RH Portocristo (Avinguda del Papa Luna, 2): servicios de máxima calidad en un entorno idílico.
Peñíscola Plaza Suites(Avinguda Papa Luna, 156): un cuatro estrellas en plena costa del Azahar. Estancia de lujo.
Casa Juanita (Escuela,4): ubicada junto a las murallas de la ciudad vieja y al castillo. La playa queda a escasos 50 metros.
Hotel Mare Nostrum (Molino, 4): Hotel sencillo en primera linea de playa.

Descargas