#

Ermita del Cristo del Calvario


Les Coves de Vinromà

Siguiendo el Vía Crucis, podemos observar las estaciones que nos llevan hasta la ermita que se sitúa en la zona más llamativa del complejo, pudiéndose distinguir su situación, por la cúpula de tejas azules que la cubren.

Es un edificio de elevada altura, con fachada realizada con sillares labrados, presentando como acceso principal, una puerta rectangular que se encuentra enmarcada por pilastras.

En el interior destacan siete pinturas realizadas al fresco por parte de Joaquín Ollet entre 1809 y 1810, en las que se reflejan escenas de la Pasión. Están enmarcadas con decoradas molduras y volutas. Por su parte el altar mayor está presidido por un crucifijo de considerables dimensiones.

 


Datos