Ermita de San Miguel (Sierra Engarcerán), antiguas colecciones pictoricas
#

Ermita de San Miguel


Sierra Engarcerán

Unos 4 km antes de llegar a La Sierra de Engarcerán por la carretera de Benlloch, veremos a la derecha un desvío señalizado que por un camino asfaltado nos conducirá a la Ermita de San Miguel tras un corto recorrido de apenas 200m. Su emplazamiento es estratégico, en la ladera de un monte y al borde de un barranco, desde donde podemos disfrutar de una extensa vista sobre la comarca. Junto a ella hay una fuente y un antiguo abrevadero para los animales.

Aunque se apunta la posibilidad de la existencia de una ermita más antigua, se sabe que las obras de la actual empezaron en 1697 y la construcción duró varios años, ya que se construyó con donativos y el trabajo de particulares. En 1732 aún no estaba del todo acabada, aunque ya tenía culto. Su origen parece estar en una romería a San Miguel que los vecinos de la localidad realizaban a La Serratella; debido a los elevados costes que esta peregrinación suponía, el obispo autorizó la construcción de este templo para que allí se pudiese seguir honrando al santo.

La ermita es un templo sencillo y rústico con casa para el ermitaño adosada a su derecha, mientras que en el lado de la izquierda quedan a la vista los contrafuertes, las esquinas y los marcos de la puerta y  las ventanas de sillería. Todo el conjunto se cubre con tejado a doble vertiente. La fachada tiene frontón triangular con espadaña en el hastial, puerta rectangular y varias ventanas enrejadas. Sobre el dintel hay un relieve de piedra con la imagen de San Miguel derrotando al demonio.

Esta ermita se visita en romería en dos ocasiones: el primer domingo de mayo, en la celebración de la Fira de la Santa Creu, y el domingo más próximo al 29 de septiembre, fiesta de San Miguel.


Datos