Castelló de la Plana: La Llum de la Memòria. Avril - Juillet 2019 Castellón de la Plana / Castelló de la Plana


La exposición de arte sacro la Llum de la Memòria llega a la ciudad de Castelló de la Plana

Hasta el próximo mes de julio se podrá disfrutar de esta magnífica exposición en dos sedes, la sala San Miquel y la iglesia de San Vicente Ferrer

La Diputación de Castellón recupera y reivindica el patrimonio y arte castellonense con un completo recorrido a través de 52 atractivas piezas del rico patrimonio sacro de la provincia en su IV Llum de la Memòria que llega a la ciudad de Castelló tras haberse consolidado como hito turístico en los municipios del interior en sus ediciones anteriores. Este recorrido está diferenciado en sus dos sedes, con 20 piezas en la Iglesia de San Vicente Ferrer, y 32 la Sala San Miguel, dos lugares que sin duda marcarán un antes y un después en este hito turístico que ha creado la Diputación a través de la recuperación del patrimonio histórico de los pueblos y ciudades de la provincia.

Esta nueva edición de La Llum de la Memòria vuelve a contar con un amplio grupo de obras de gran calidad, con la característica común de haber sido intervenidas y recuperadas por el Servicio de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de la Diputación. La exposición, que se inauguró el pasado lunes, permanecerá hasta el próximo mes de julio. El horario de apertura en sendas sedes será de lunes a sábado de 11:30 a 13:30 horas por la mañana y de 17:30 a 20:30 horas por la tarde, respetando siempre los horarios de misas y actos religiosos.

La Llum de la Memòria por primera vez en la ciudad de Castelló de la Plana

Hay que tener en cuenta que es la primera vez en su trayectoria que esta ambiciosa iniciativa cultural de la Diputación se lleva a cabo en la ciudad de Castelló, llevando a la capital de la provincia algunas piezas emblemáticas del patrimonio sacro de los municipios castellonenses.

Como en sus ediciones anteriores, la exposición propone un espectacular recorrido por el arte sacro de los municipios de la provincia, haciendo especial hincapié en la comarca donde se realiza, en este caso en la Plana y sus municipios, así como piezas de extraordinaria riqueza que se incluyen de otras zonas de la provincia y que completan el discurso de una exposición de primer orden.

Dos sedes, dos recorridos, dos edificios de primer nivel

En esta nueva edición de la Llum de la Memòria todo vuelve a sumar significado y atractivo al espectacular recorrido del que ya pueden disfrutar los visitantes. También sus dos sedes, que como suele ser habitual, se trata de edificios de importancia monumental.

ANTIGUA IGLESIA SAN MIGUEL
La antigua iglesia de San Miguel de finales del siglo XVII, hoy sala de exposiciones San Miguel de la Fundació Caixa Castelló, entidad fuertemente arraigada en la sociedad castellonense contará con la exposición de un total de 32 obras. De éstas, 11 se corresponden con esculturas, nueve con pinturas, seis de orfebrería, dos de papel, dos de textil y dos de cerámica.
Hay que destacar que entre las obras se encuentra el retablo de la iglesia de la Sangre de Vilafamés, atribuible al escultor de Vila-real Josep Sebastià, de 1696, el frontal de la iglesia del convento de dominicas de Vila-real, de la misma época, la tabla del Salvador, de Vicente Castelló, tres placas del siglo XVIII de la Real Fábrica de L´Alcora o el Cristo de marfil del convento de San Pascual, del taller Gughelmo della Porta.

IGLESIA DE SAN VICENTE FERRER
La iglesia de San Vicente Ferrer, precioso templo de la primera mitad del siglo XVII, acoge en esta exposición una muestra de 20 obras de primer orden sobre la figura de San Vicente Ferrer, realizada en colaboración con el Obispado de Segorbe-Castellón, con motivo del Año Santo Jubilar a él dedicado. De ellas, son 5 esculturas, 12 pinturas, una de textil y dos piezas de orfebrería.
De entre las piezas expuestas destacan las dos tablas que representan escenas de su vida, de escuela flamenca del siglo XV, procedentes de un convento dominico de Besaya (Cantabria), así como otras dos con el mismo tema, obra de Francisco Ribalta. El retablo de Vicent Macip, del Museo Diocesano de Segorbe es otra de las piezas más espectaculares de la exposición.

Ambas sedes de la Llum de la Memòria 2019 aportarán un marco perfecto al selecto contenido artístico que conforma la exposición y que permitirá además al visitante descubrir parte del patrimonio arquitectónico castellonense.

Más información en: https://llumdelamemoria.dipcas.es