q Rutas turisticas culturales, los contrastes de un rico patrimonio cultural

Cultura


Castellón atesora un patrimonio cultural único por su variedad en contrastes. Encontrarás desde el arte rupestre levantino, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, hasta las obras más vanguardistas de la mano del Espai d'Art Contemporani.

En arquitectura, la grandiosa riqueza de estilos va desde el románico de Castellfort hasta el modernismo valenciano notablemente representado en Castellón.

La interminable red de museos con que cuenta la provincia es fiel testimonio de una riqueza cultural donde lo tradicional se mezcla con lo innovador y las últimas tendencias conviven con el folklore más entrañable. Asimismo, las comarcas castellonenses cuentan con un valioso patrimonio musical y literario y una oferta artística y cultural abundante sobre la cual puedes informarte en las siguientes páginas.

En Castellón ciudad se encuentra el Museu de Belles Arts, que desde un moderno y amplio edificio nos ofrece un análisis de la evolución material de la arqueología provincial, desde el Paleolítico hasta la Alta Edad Media. Destaca también su magnífica colección de cerámica; lienzos y tallas de la Cartuja de Vall de Crist, así como una interesante colección de pinturas del siglo XVII.

Este Museo se enmarca dentro del proyecto Castelló Cultural del que también forma parte el Espai d'Art Contemporani que dedica sus instalaciones a exposiciones del arte contemporáneo más actual.

El Museo Etnológico está en la Ermita de Sant Jaume de Fadrell y en él se recogen objetos utilizados esta zona de diferentes actividades y oficios y que configuraban la vida y economía de la ciudad.

Morella, además de ofrecer una impresionante Iglesia Arciprestal, conserva en su museo un gran número de piezas de gran calidad: relieves renacentistas, esculturas góticas, orfebrería y tablas góticas del siglo XVI. Junto con este museo, el más antiguo de la ciudad, Morella ha creado una serie de áreas expositivas que bajo el epígrafe "Museus de Morella" están dedicados a la historia de la ciudad, fotografía, paleontología (con una buena colección de restos de dinosaurios), fiestas del Sexenni, etc.

El Museo de Ciencias Naturales de Onda ofrece un variado contenido: botánica, zoología, antropología, numismática, paleontología, armas antiguas, etc. En el Museo Municipal de Cerámica y Azulejo de esta ciudad destaca la exposición de más de tres mil piezas de la azulejería ondense.

Por otra parte en L'Alcora encontramos el Museo de la Cerámica de l'Alcora el cual, expone piezas que recorren la historia cerámica desde el XVIII hasta nuestros días.

El Museo Catedralicio de Segorbe atesora el mejor conjunto de pintura gótica valenciana, con piezas de Jacomart, Osona, Nicolás Camarón y Pere Nicolau, entre otros.

Singular es el Museo de Arte Contemporáneo de Vilafamés, fundado en 1960 e instalado en la llamada Casa del Batlle, un caserón del siglo XV. En él pueden contemplarse obras de los más afamados pintores contemporáneos españoles: Chillida, Miró, Cuixart, Canogar, etc.

En los bajos del Ayuntamiento de Jérica está instalado el Museo Municipal que destaca, sobre todo, por la exposición de lápidas de época romana.

La etnología local y arqueología de la zona se muestran en el Museo Arqueológico Comarcal de la Plana Baixa, situado en el convento de la Merced. Tiene una excelente colección de piezas arqueológicas, desde el Neolítico, hasta el mundo ibérico. También en Burriana se ha inaugurado recientemente el Museo de la Naranja.

Traiguera ofrece cerámica romana, tallas de madera de antiguos retablos y una importante colección de piezas de orfebrería, así como varios cálices góticos, relicarios y una impresionante custodia realizada por Juan Olcina en el año 1415.

En Peñíscola se puede visitar el Museo del Mar, reflejo de la tradición marinera de estas tierras.

Uno de los conjuntos más interesantes del arte cuaternario levantino son las pinturas rupestres de la Valltorta donde pueden contemplarse pinturas, retoques y añadidos que abarcan un periodo que se extiende desde el 8000 al 2000 antes de nuestra era, es decir, del Mesolítico al Eneolítico. Estas pinturas declaradas Patrimonio de la Humanidad se pueden visitar partiendo del Museo de la Valltorta.

La Casa de Polo de Vila-real tiene también un especial atractivo porque en ella está ubicado su Museo Municipal con varios legados de destacados artistas villarrealenses, entre los que destaca la sala dedicada al insigne guitarrista Francisco Tárrega.

Nules nos presenta el Museo de Medallística Enrique Giner, con una importante colección de medallas conmemorativas de todo tipo y esculturas; en esta localidad también se encuentra un interesante museo etnológico.