Síguenos en:
  • Comparte en:
Municipios de la provincia
Municipios
Actualidad
Actualidad Noticias
Los vecinos de Culla emprenderán este viernes 7 de junio la tradicional romería hasta Sant Joan de Penyagolosa
La procesión de Culla a Sant Joan de Penyagolosa tiene sus orígenes en la Edad Media.

La romería realizará el recorrido de alrededor de treinta kilómetros que separan la localidad del santuario.

Los vecinos de Culla emprenderán este viernes el camino para cumplir con el rito que, año tras año, les llevará hasta la ermita de Sant Joan de Penyagolosa, en tiempos pasados también conocida como Sant Joan de la Font Coberta, situada en el término municipal de Vistabella del Maestrat.

Puntual, a las seis de la mañana, la romería saldrá de la iglesia parroquial El Salvador de Culla y realizará el recorrido de alrededor de treinta kilómetros que separan la localidad del santuario. Durante el trayecto se llevarán a cabo las habituales paradas en la ermita de Sant Bartolomeu y en la font de l´Alforí, entre otras. Todas ellas, acompañadas por cánticos y oraciones que son todo un símbolo de la religiosidad popular y las costumbres más genuinas de la capital de la Setena.

La llegada está prevista para las cinco y media de la tarde. A continuación, en el interior del templo, se hará ofrenda del ciri de les ànimes. Se trata de un cirio que se mantiene encendido frente a la imagen de Sant Joan durante todo el año, simbolizando que el pueblo de Culla y sus difuntos están allí presentes, y que habrá sido transportado durante toda la ida, junto a los pendones, las cruces y la reliquia.

Los peregrinos descansarán en Sant Joan y emprenderán el camino de vuelta el sábado por la mañana, no sin antes bendecir la fuente situada frente la puerta del ermitorio. Cuenta la tradición que únicamente Culla tiene este privilegio dado que, de todas las rogativas realizadas por los pueblos de los alrededores, fue la única que logró la ansiada agua para los cultivos en un año de muchísima sequía.

Con la caída del sol, la comitiva llegará a su hogar, donde multitud de vecinos y visitantes le darán la cálida bienvenida y recibirán atentos, una vez más, a una de las peregrinaciones más ancestrales de la provincia de Castellón.

Una tradición de más de 600 años

La procesión tiene sus orígenes en la Edad Media. Los documentos más antiguos que se conservan sobre ella datan de 1404.

El recorrido a pie se mantuvo hasta el año 1968. Posteriormente, el desplazamiento se realizaba en vehículos, pero se recuperó la marcha hace ahora doce años gracias al esfuerzo de la población, del consistorio y de la Cofradía que se creó con ese fin, que han trabajado de manera incesante para que esta peregrinación no cayera en el olvido.