Síguenos en:
  • Comparte en:
Municipios de la provincia
Municipios
Actualidad
Actualidad Noticias
El congreso internacional ‘Hacia la Cohesión de los Territorios Rurales’ reúne a expertos de toda España y Europa a la búsqueda de oportunidades económicas para dinamizar el interior



El presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner, ha inaugurado esta mañana el Congreso Internacional ‘Hacia la Cohesión de los Territorios Rurales’, en el que más de 300 asistentes y expertos de toda España y Europa, en el que se van a proponer medidas para mejorar la coyuntura económica y las perspectivas de futuro en el interior. El presidente provincial ha asegurado que “el litoral ha sido el músculo de esta provincia, pero su corazón está en el interior, en el entorno rural. Y ha llegado la hora de trabajar para potenciar nuestro corazón, pero usando la cabeza, aplicando el conocimiento y la experiencia de los que han hecho del entorno rural una oportunidad empresarial”.

Moliner ha explicado que “Castellón no acoge este congreso internacional sobre cohesión territorial por casualidad. Con una provincia con un 75% de su superficie en un entorno rural, con 116 municipios con menos de 5.000 habitantes y el 80% de su población concentrada a menos de 10 kilómetros del litoral, en Castellón podemos hablar con conocimiento de causa de los territorios rurales”. En la inauguración ha estado acompañado por la consellera de Agricultura, Maritina Hernández, la directora general de Desarrollo Rural y Política Forestal, Begoña Nieto, y los presidentes de REDER y FEVADER, José Andrés García y Guillermo Moratal respectivamente.

En este congreso está prevista la participación de más de 30 expertos internacionales, además de la presencia de más de 300 asistentes, entre los que se encuentran representantes municipales, agentes de desarrollo rural y responsables de cerca de medio centenary de asociaciones vinculadas a la economía y al mundo rural.

El presidente de la Diputación ha explicado que “en los últimos 15 años hemos aprovechado el crecimiento económico para mejorar nuestros municipios rurales. Todos estamos de acuerdo en que no se parecen en nada a los pueblos en los que vivíamos entonces. Pero, desgraciadamente, el crecimiento económico y las oportunidades empresariales no han ido parejas al desarrollo urbanístico y de servicios”. Así, ha asegurado que “debemos olvidarnos de las urbanizaciones para recuperar los pueblos. Tenemos el atractivo y ahora debemos buscar el negocio. Para consolidar la población tenemos que apoyar el tejido productivo y orientar nuestro territorio a la generación del mayor valor añadido posible”.

Además, ha insistido en que “nuestro producto, sin duda, tiene calidad. Pues pongamos nuestro esfuerzo y conocimiento en potenciarlo para consolidar y cohesionar nuestros territorios rurales. Tenemos un apasionante camino que recorrer”. Sin embargo, ha reconocido que, para lograrlo, “debemos cambiar nuestra mentalidad. Debemos dejar de competir con nuestros pueblos vecinos para trabajar todos de la mano. En este mundo global, separados no somos nadie. Dejemos de trabajar contra otros para hacerlo junto a los otros. Es un reto que debemos abordar”.

Javier Moliner, que ha hecho de la dinamización del interior su gran reto esta legislatura, ha explicado que “en un momento en el que el incremento de oportunidades es fundamental para superar la crisis, nada mejor que hacerlo sobre las bases de lo que ya tenemos, potenciándolas. Es momento de que las recientes inversiones en los municipios se acompañen ahora de incentivos económicos. En los territorios rurales es donde tenemos un mayor margen de crecimiento, más rápido y con una menor inversión”.

Ejemplos como los quesos de Almedíjar o Catí, la fábrica artesanal de Espardenyes de La Mata, las bodegas de vino de l’Alcalatén, la miel de Eslida, las cerezas de Caudiel o Salzadella, el cordero del Maestrat o el aceite del Palancia, Espadán o Baix Maestrat demuestran que “hay personas que no renuncian a nuestros territorios rurales, que eligen trabajar con la calidad de vida que nuestros pueblos nos ofrecen y por la calidad de nuestros productos autóctonos, que nuestros padres y abuelos ya nos enseñaron a hacer”, ha dicho Moliner.

El presidente de la Diputación ha explicado que “son ejemplos de emprendedores que han sabido reinventarse, innovar, adaptarse a las exigencias del mercado, a los gustos del consumidor de hoy en día, de dar más valor al que ya de por sí han tenido siempre nuestros productos y saber hacer. En la Diputación de Castellón somos plenamente conscientes de que si no trabajamos por generar riqueza en nuestros territorios rurales esta provincia no avanzará”.

“Y la fórmula para el éxito es bien sencilla. Se trata de competir por la calidad, trabajar haciendo las cosas bien como siempre las hemos hecho en esta provincia, solo así lograremos diferenciarnos y dar salida a nuestro patrimonio rural. Ya es hora de devolverle parte de la riqueza que nos ha dado a lo largo de la historia”, ha señalado Moliner. “Una riqueza que –ha explicado- se traduce en nuevas oportunidades para atraer visitantes, ya que se nos brinda por delante un largo recorrido en el turismo rural así como en producción artesanal y alimentaria”.

“Tenemos los mejores recursos para lograrlo y, desde las instituciones, os ofrecemos las herramientas a todos aquellos que estéis dispuestos en confiar en esta tierra. Les aseguro que vale la pena”, ha finalizado el presidente de la Diputación.