La Vilavella

 
Síguenos en:
  • Comparte en:
 
Municipios de la provincia
Municipios
Qué tiempo hace »
La Vilavella
?
Localidad ubicada en la comarca de La Plana Baixa, a 30 m. sobre el nivel del mar, en la falda de la Sierra Espadán y a 20 km. de la capital de la provincia, Castellón. Posee un término municipal de 6,2 km. rodeado en su totalidad por el término de Nules y una población que ronda los 3.400 habitantes. Desde su ermita, dedicada a San Sebastián, patrón de la localidad,  y ubicada en la falda de la montaña donde se encuentran los restos del Castillo, se divisa una buena panorámica sobre La Plana. Hay que destacar el manantial de la fuente Calda por las propiedades mineromedicinales de sus aguas, que manan a una temperatura de 27º, también son conocidos sus Balnearios con aguas hipertermales minero-medicinales que nacen a 40 ºC en el manantial y que son conocidas, desde siempre, por sus excelentes propiedades para el tratamiento de enfermedades reumatológicas y procesos que cursan dolor muscular y articular..

Pulse sobre la imagen ampliada para descargarla.


La población:
La Vilavella
Municipio de Interior
Comarca: La Plana Baixa
Población de 3.418 hab.
Distancia Castellón: 20 Km.
Distancia Valencia: 50 Km.

Ayuntamiento:
Alcaldesa:
Sra. Dña. Carmen Navarro Roig
Pça. de la Vila, 1
12526 La Vilavella
Teléfono: 964 677 448
Fax: 964 677 635

Localización:
loading map...
Pulse sobre el icono para abrir la información.
  Las ruinas existentes junto a la actual Vilavella, corresponden al antiguo castillo musulmán de Nules, que se rindió a Jaime I en 1238. Cabeza de una baronía que comprendía además de la actual Vilavella, varias alquerias entre las que destacan Mezquita, Moncofa, Mascarell, Benicató, etc. El castillo fue donado en 1251 por Jaime I  a Guillem de Montcada. Extinguidos los Montcada en 1314 pasa el feudo a Gilabert de Centelles. En los inicios del s. XIV se fundó la población de la actual Nules, siendo Vilavella un núcleo totalmente morisco, hasta su expulsión en 1609. Dos años después se repuebla con 29 familias. Importante para la población es la existencia de una fuente de aguas termales medicinales, La Fuente Calda, conocida desde el siglo XVIII por las virtudes curativas de sus aguas. En el siglo XIX cuando se construyen los balnearios crece la fama de Villavieja. De la época romana se conoce un santuario hispano- romano emplazado en la cima de la montaña de Santa Bárbara.

Medio Social
La principal actividad económica es la recogida y el manipulado de cítricos. Seguido de la industria del azulejo existente en los pueblos de alrededores y donde trabaja un buen número de vecinos.

Recorrido urbano
Pueden visitar Villavieja (La Vila ella) y pasear por su pintoresco Barrio antiguo, donde se ubica la recién inaugurada Casa-Museo de los Alpargateros. Y continuar por su Calvario hacia la Gruta de Lourdes y la ermita del patrón San Sebastián, un paisaje rodeado de altos cipreses.

Un poco más arriba se hallan las ruinas del castillo árabe, construido en el siglo X, donde se conserva una cisterna musulmana y los restos de algunas torres defensivas en su perímetro

Los amantes de la naturaleza pueden seguir ascendiendo y disfrutar de un agradable paseo por las primeras ramificaciones de la frondosa Sierra Espadán gracias a un itinerario, el GR-36, que les conducirá primero a la Fuente d’Oliver y posteriormente a Font de Cabres.

La zona llana del pueblo también se presta al paseo, en la calle Cova Santa destaca el Jardín de la Glorieta, donde se encuentra la famosa Fuente Calda. El agua mana a una temperatura de 27 ºC. al lado se halla el lavadero municipal, construido hacia 1845 y aun en uso. Entre estos dos espacios se encuentra el Museo de Historia, ubicado en el antiguo oratorio de un destacado balneario (hoy desaparecido) edificado por el Conde de Cervelló hacia 1840.

Destacamos, también, como monumento relevante, la iglesia parroquial de la Sagrada Familia, inaugurada en 1756.



Paisaje
Situada a 30 m sobre el nivel del mar, de clima benigno con inviernos suaves, rodeada de campos de naranjos y montañas de poca altitud; en una de ellas se encuentran las ruinas del castillo y la ermita del patrón San Sebastián.